//

BABOSO/A: Persona extremadamente desagradable, intolerable, pegajosa.

BABEARSE: Jactarse, enorgullecerse por algo y manifestarlo abiertamente con insistencia.

BABOSEARSE: Babearse.

BACAN: Quien goza de un alto nivel de vida y vive holgadamente sin problemas, disfrutando de todos los placeres.

BACHE: Cierta actitud personal fuera de lo normal. / Olvido marcial en un tema más amplio. / Por cercanía, suele usarse el porteñismo "bache" para definir los pozos y roturas del pavimento o las veredas en la vía pública.

BAFANGULO: Personaje de la mitología ciudadana que carga con culpas ajenas: "Y yo qué sé... ché... habrá sido Bafangulo...", suele decirse cuando no se encuentra al culpable de algo.

BAGAYERO/A: Contrabandista en pequeña escala. Vendedor callejero de mercaderías de origen dudoso.

BAGAYO: Paquete de mercaderías que lleva y trae el bagayero a través de las fronteras. / Por extensión se llama así a todo aquello que viene disimulado en otra cosa. / Espectáculo de mal gusto o calidad alguna. / Se aplica a la mujer o al hombre de extrema fealdad.

BAGRE: Hombre o mujer extremadamente feos. / Barriga. / Estómago.

BAILAR: En fútbol u otro deporte, burlar al contrario dejándolo mal parado en la cancha.

BAILAR CON LA MAS FEA: Tocarle lo más difícil de una tarea.

BAILE: Dificultad. Problema. Enredo. / Reunión danzante.

BAILONGO: Reunión danzante de muy bajo nivel.

BAILANTA: Término contemporáneo asimilado del costumbrismo porteño. Se define con ello a las reuniones bailables en que predominan las orquestas de mística tropical.

BAILARATA: Baile popular.

¡BAJA MANOLO...!: Dicho con el que se expresa el estar a punto de perder la paciencia frente a alguna situación.

BAJAR AL POZO / BAJAR A LA PILETA / BAJAR A LA CACHIMBA: Forma figurada, procaz y humorística para definir el acto sexual oral del hombre hacia la mujer. Cunningulis.

BAJAR LA MANO: Castigar. Endurecer una posición.

BAJAR LA PELOTA AL PISO: Hacer una pausa en un asunto difícil para reflexionar o tomar nuevas fuerzas para seguir tratándolo. Se cree que esta definición se hizo popular a partir de la inolvidable final por la Copa Mundial de Futbol en Maracaná en el año 1950, cuando se enfrentaron para definir, la selección uruguaya y la brasilera ante unos doscientos mil espectadores que hinchaban por los locales desaforadamente. Cuentan que en un momento del encuentro en que las cosas estaban muy difíciles para la selección celeste, Obdulio Varela, el capitán de nuestro seleccionado inmortalizado como "El Negro Jefe", agarró la pelota, la bajó al piso, se sentó sobre ella y provocó una detención del partido por unos minutos. De allí en más, sus muchachos se reorganizaron y terminaron casi milagrosamente derrotando a los brasileros por dos goles a uno coronándose Campeones Mundiales ante el asombro de los doscientos mil frustrados espectadores.

BAJAR LA CABEZA: Humillarse. Menospreciarse. Minimizarse. Resignarse a la derrota o la imposición ajena.

BAJAR LAS GUAMPAS: Ver: Agachar las guampas.

BAJAR EL PERFIL: Terminología actual. Disminuir el protagonismo. Ubicarse en un plano secundario.

BAJAR LINEA: Imponer o tratar de hacerlo los criterios propios a los demás. / Adoctrinar políticamente o en asuntos religiosos, filosóficos o cualquier otro que tenga que ver con la imposición de ideas.

BAJARSE LOS PANTALONES / BAJARSE LOS LIENZOS / BAJARSE LOS CALZONES. Estos y otros términos similares se utilizan para definir la acción de rebajarse o renunciar ante una posición asumida anteriormente, por temor o por conveniencia.

BAJAR LOS HUMOS: Poner en su sitio a quien se está extralimitando en su carácter o en sus acciones. Reprender severamente.

BAJO: Persona indigna o de mal vivir. / Barrio orillero donde se encuentran las casas de tolerancia o la gente de mal vivir. En Montevideo, hay todo un folclore y miles de leyendas sobre la zona del Bajo. Allá por el 900, su centro geográfico estaba por la desaparecida calle Yerbal, en los aledaños del también desaparecido Mercado Central, cerca de la muralla derrumbada del barrio Sur y del Viejo Templo Inglés. Hoy por hoy, la zona denominada "El Bajo", en los aledaños portuarios es mas que nada un recuerdo. Algunos "dancings" a media luz, trabajadoras del sexo que ya no son lo que antes eran, y viejos caserones ruinosos convertidos en conventillos casi miserables. Los compadritos, milongueros y "paicas" del 900, se han convertido en marineros coreanos prepotentes y uno que otro aventurero trasnochado de mala bebida. Sin embargo, según dicen los nostálgicos, todavía siguen andando los antiguos fantasmas por las veredas de la cuchilla de Sarandí, y donde estaba la calle Yerbal y la Muralla antes que "la piqueta fatal del progreso" conviertiera en vacío y escombros el paisaje de aquellos contornos.

BAJO CUERDA: Disimuladamente. / Hacer algo tratando de pasar desapercibido o sin que otros se enteren de ello.

BAJON: Depresión anímica. / Suele decirse también cuando una persona se ve afectada por una baja de la presión arterial.

BAJONEARSE: Deprimirse.

BAJONEADO/A: Deprimido.

BALA: Persona alocada. / Se refiere también al inmoral.

BALA PERDIDA: Que no tiene remedio. Persona alocada, informal, que ya no tiene más arreglo.

BALAZO: En fútbol, se dice que es un balazo cuando la pelota parte impulsada por un fuerte puntapié, directamente al arco.

BALCONEAR: Mirar de lejos y en lo posible disimuladamente.

BALERO: Cabeza. / Juguete de la botijada montevideana de hasta los sesenta, cuando aún la televisión no había terminado con tanta inocencia y fantasía. Consistía en un mango de madera terminado en punta fina, atado con una chaura (hilo resistente de medio espesor) a una bola de madera con un pequeño orificio. La "gracia" del juego estaba en tomar el mango y tensando la cuerda hacer saltar la bola de tal forma que la punta fina del mismo embocara en el orificio. Se organizaban verdaderos campeonatos barriales en las esquinas y recordamos botijas que eran maestros en "la embocada", llegando a contar cien o mas continuadas y "al hilo", como solía decirse.

BALINAZO: Ver: Balazo.

BALON: Pelota.

BALUARTE: Club político de los partidos tradicionales en los barrios, generalmente acaudillados por un vecino o acercado a la zona. Las nominaciones para diputados o senadores e incluso cargos ministeriales y hasta presidenciales solían dirimirse en las internas partidarias de acuerdo a la cantidad de "baluartes" con letreros de adhesión que pudiera presentar el postulante a la candidatura. Era tradición en los barrios que los vecinos necesitados de un empleo público, un tramite jubilatorio rápido e incluso una tarjeta o varias para recibir la leche con precios subvencinados en los expendios municipales, colocaron carteles en las piezas del frente de sus casas dos o tres meses antes de las elecciones y hasta pocos días después (según fuese el resultado de las mismas) conviriendo el comedor o el hall en un "baluarte" político.

BALURDO: Lío. Complicación extrema.

BAMBOYA: Barullo. Darse "corte". Jactarse.

BANANA: Persona que aunque parece tonto no tiene nada de ello. "Este es una buena banana también... Tené cuidado". / Pene.

BANCA: Influencia para lograr privilegios.

BANCAR: Soportar algo o a alguien. / Mantener económicamente a otro.

BANCÁRSELA: Bancar.

BANDA: Grupo de botijas en los barrios y en las escuelas que se juntaban en "bandas" para travesuras conjuntas. Muchas veces entre ellas se gestaban verdaderas rivalidades que terminaban con más de una gresca a puño limpio. Cada "banda" tenía sus propios códigos de fidelidad, y lo respetaban sin discutirse.

BANDEAR: Extralimitar algo. Superar.

BANDEADO: Extralimitado. Superado.

BANDEARSE: Extralimitarse. Superarse.

BANDERA: Ostentación desmedida. / Jactancia.

BANDEROLA: Bandera.

BANDIDEADA: Travesura. Picardía. / Vagar. / Mala acción. Proceder incorrecto.

BANDIDO: Persona afecta a las bromas y a la diversión. / Puede tratarse también de referirse a quien procede delictivamente.

BANDIDA: Cuando el término se utiliza en la mujer, es generalmente para definirla como de "mala vida".

BAÑADERA: Viajar en bañadera era uno de los deleites de los botijas de hasta mediada la quinta década de este siglo. Se tartaba de unos omnibus de largo motor, ingleses, marca Leyland u otras similares, pintados de color amarillo marfil, que se usaban para excursiones y transportes escolares. Los había techados y descubiertos con capota de lona desmontable. Los días de carreras en el Hipódromo de Maroñas, estas bañaderas salían desde todos los barrios llevando apostadores a presenciar el espectáculo. Antes de su decadencia final, (avasalladas por las grandes empresas), muchas de estas antológicas bañaderas fueron mancilladas en su romántica existencia, utilizándolas como vehículos "rompehuelgas" en largos y duros conflictos de los obreros del transporte.

BAÑAR EL ELEFANTE: Efectuar el acto sexual.

BAÑO: Retrete. Excusado. Servicios.

BAO: Marca de un jabón de lavar ropa. Generalizada por mucho tiempo se usó como sinónimo de este producto.

BAQUEANO: Habilidoso.

BAQUETA: Conocimiento. Experiencia. Uso.

BAQUIANO: Baqueano.

BAR: Expendio de bebidas espirituosas.

BARAJAR: Recoger. / Mezclar las cartas antes de iniciarse el juego.

BARBECHO: Es la jerga periodística, el material ya compuesto y enviado al taller.

BARBETA: Barbudo.

BARBILLA / BARBOZA: Ver: Barbeta.

BARANDA: Aroma. / Se aplica al olor a transpiración demasiado fuerte que exhalan algunas personas o al proveniente de la falta de higiene.

BARATEAR: Menoscabar.

BARATEAR LA MERCA: Ofrecer algo muy por debajo de su valor real.

BARATIERI: Barato

BARATILLO: Local de venta a precios por mayor o de liquidación.

BARQUILLO: Especie de galletita muy liviana de forma cilíndrica y saber dulzón.

BARQUILLERO: Vendedor ambulante de barquillos. Hasta no hace mucho tiempo solían andar por las calles montevideanas los barquilleros vendiendo su golosina con un enorme tacho al hombro donde estas iban cuidadosamente guardadas y en la tapa una ruleta. Para anunciarse hacía sonar un triángulo y cuando los botijas se acercaban con el dinero para comprarlos, luego de hacerlo, podrían tirar la ruleta eligiendo un número. Si acertaban se les devolvía el dinero y "la farra" les salía gratis.

BARTOLA: Ver: "A la bartola".

BARTOLO: Nombre o sobrenombre que suele aplicársele a alguien con fama de tonto o inoperante. Por allí circulaban algunas coplitas que los botijas maliciosamente solían cantar con la melodía de un viejo tango prostibulario orillero:

Bartolo tenía una flauta
con un ahujerito solo
y su madre le decía
dejá la flauta Bartolo.

BARULLENTO: Escandaloso. Alborotador.

BARRULLO: Escándalo. Alboroto.

BARRA: Grupo de personas. / "La barra de las esquinas", verdadera institución social del Montevideo de hasta no hace muchos años. "La Barra del boliche", "asociación civil" sin personería jurídica, de la que surgieron hechos verdaderamente trascendentes de nuestra cultura, deporte y otras actividades. / Se le llama así contemporáneamente al "mostrador" de los expendios de bebidas.

BARRA DE JABÓN: Pan de jabón.

BARRA BRAVA: Grupo de personas de carácter belicoso y alborotador. Generalmente se le llama así al grupo de fanáticos de una institución deportiva, que no solamente alienta a su equipo, sino que enfrenta a otros grupos similares de equipos adversarios en verdaderas trifulcas, muchas veces con trágicos resultados.

BARRA DEL CAFÉ: El progreso lentamente ha ido terminando con los "boliches de barrio" y con ellos, han ido desapareciendo también "las barras de café". Antes de las cadenas extranjerizantes de hamburguesas, e incluso de los "grill americanos", el café de barrio (que muchas veces era también "la" almacén) era una especie de "club social", donde los muchachos de los alrededores se reunían a jugar a las cartas, al billar, la carambola, etc., y a charlar, discutir y "arreglar" el mundo, "tallando" entre ellos, verdaderos filósofos espontáneos, que saludaban la humanidad entre copa y copa.

BARRACA: Mala suerte. Echar barraca, en el juego, significa perder la mano o la apuesta.

BARRANCA ABAJO: Venir en franca decadencia y no encontrar solución a los problemas.

BARRERO: Término turfístico que define al "pingo" que suele dar buenos tiempos en pista barrosa y pesada. / Pederasta activo.

BARRIADA: Barrio.

BARRIAL: Zona barrosa.

BARRIGA FRIA: Persona de poco confiar, incapaz de guardar un secreto.

BARRIO: Zona de la ciudad que subdivide el total urbano.

BARRITO: Acné.

BARRO: Lodo. / Lío. Equivocación.

BASTILLO: As de bastos en el truco.

BASTO: Palo de los naipes españoles.

BASUREAR: Humillar, llevar por delante, desmerecer a alguien.

BATA: Vestido suelto, generalmente abotonado de arriba a abajo y de telas modestas que solían usar las mujeres para "entre casa". Ropa humilde. "Bata de pereal", vestido de muy modesta tela. Solían ser floreadas y de colores llamativos.

BATACLANA: Corista de un espectáculo de revistas. El término se ha generalizado en tono despectivo para definir mujeres de "vida alegre", al decir popular.

BATACAZO: Golpe de suerte. / Triunfo imprevisto.

BATARAZ: Se le llamaban así a los billetes de un peso, de color marrón similar al de las gallinas batarazas. Los bataraces, en la década del cuarenta, "cotizaron" en el mercado de cambios por un valor superior al del dólar americano. Tanta era la solvencia de esa moneda que en Argentina al peso uruguayo lo llamaban "peso oro".

BATATA: Persona que se achica o rinde facilmente. Flojo.

BATEA: Plato. / Conjnto de bombo, redoblante y platillos que acompaña musicalmente a las murgas de carnaval. / Batería.

BATIDOR/A: Delator. / Falluto. / Traidor de sus compañeros.

BATILANA: Batidor.

BATIR: Denunciar.

BATIR LA CANA: Llamar a la policía. / Denunciar a la policía un hecho determinado. / Confesar involucrando a sus compañeros.

BATIR LA POSTA: Decir lo que es exacto. / Decir la verdad.

BATÓN: Bata.

BATUCADA: Reunión de personas bailando alegremente al son de instrumentos de percusión ejecutando música afro brasilera. / Escolas Do Samba.

BATUQUE: Jolgorio. / Reunión alegre y escandalosa. / Concierto improvisado al ritmo de los tamboriles.

BAYANO: Brasilero.

BAYENISA: Ballenita. Pequeña tirita de madera, plástico y hasta de carey las de mucho lujo, que se vendían por las calles o en las sastrerías y mercerías y se utilizaban para colocar en los cuellos de las camisas para mantenerlos sin que se les doblaran las puntas.

BAY-BAY: Adiós.

BELINUN/A: Persona atontada de pocas luces que generalmente se equivoca en todo lo que se le ordena hacer. / Gil. / Gilastro.

BERENJENA: Belinún.

BERRETA: De muy mala calidad. Inferior.

BERRETIN: Capricho. / Auto estima exacerbada. / Lugar disimulado para esconder cosas.

BESÓDROMO: Aunque todos los sitios oscuros y solitarios se prestan para ello, Montevideo tuvo su "besódromo" oficial sobre la Rambla costanera a la altura de Malvín, aunque hoy lo han achicado con una terminal de transporte colectivo y la edificación de la planta circular de lo que fuera el "KIBON". Allí acudían (y lo siguen haciendo) las parejas en automóviles y estacionados, frente a las mansas o embravecidas aguas del río de la Plata, se dedicaban y dedican a hacerse arrumacos en complicidad con la oscuridad y el silencio.

¡BESTIA!: Piropo callejero más que significativo. / Expresión que también puede aplicarse a alguien que ha incurrido en un tremendo error.

BETÚN: Pomada para lustrar zapatos.

BIABA: Paliza. / Exceso de maquillaje. / "Darse la biaba": Drogarse.

BIBLIA: Páginas de pronósticos turfísticos.

BICHARRACO/A: Hombre o mujer extremadamente feos o desagradables.

BICHICOME: Vagabundo de la ciudad.

BICHITO. Venérea. / Expresión cariñosa.

BICHO: Venérea. Sida. Cáncer. / Alguien realmente feo. / Desagradable.

BIDÉ: Bidet.

BIDU: Bebida refrescante gaseosa, de saber dulzón, muy apetecida por el mercado y terminaron con ella y otras.

BIEN DE BIEN: Muy bueno. / Perfecto.

BIEN DE BUTE: Bien de bien.

¡BIEN POLENTA!: Bien nutrido. Fortachon. Robusto.

BIFE: Cachetada.

BIGOTEAR: Observar. / Mirar./ Se dice a aquellos adolescentes a los que les comienza a aparecer un esbozo de bigote sobre el labio. Humorísticamente, cuando los muchachos comienzan a envanecerse de sus pilosidades y las cuidan delicadamente, los mayores suelen decirles: "¡Bigotear... y no llovía...!".

BILZ: Bebida gaseosa nacional, con un sabor hasta ahora irrepetido, de manzana que deleitaba a los muchachos. Su nombre era Bilz Sinalce y también desapareció como las otras del mercado, con la irrupción de la Coca –Cola y la Pepsi– Cola que terminaron con las marcas y las pequeñas o medianas industrias nacionales de este tipo.

BIÓGRAFO: Cine. "Hacer biógrafo" se dice cuando alguien trata de aparentar algo que realmente no es así. / En fútbol se dice que un jugador está haciendo biógrafo cuando pretende simular una lesión más grave de lo que realmente es para favorecer a su equipo con un tiro libre o un pedal.

BIROME: Marca de lapiceras, generalizada por el uso para todas aquellas con sistemas parecidos. Cuando recién irrumpieron en el mercado, las maestras en las escuelas públicas prohibían absolutamente a los alumnos usar ese tipo de lapiceras y los obligaban a continuar con la pluma que debía entintarse para escribir, ya que de acuerdo a sus razones, "las biromes" atentaban contra la buena caligrafía.

BIRUNDELA: Copetín.

BIYUYA: Dinero.

BIZCOCHO: Afeminado. / Solía hace algunos años circular una broma entre los muchachos adolescentes que decían: "¿Cuál es el colmo de un panadero?". Y la respuesta era: "Tener un hijo bizcocho".

BIZCOCHUELO: Bizcocho.

BOBADA: Tontería.

BOETA: Tonto.

BOBINA: Bobeta.

BOBO/A: Tonto. De pocas luces. Extremadamente ingenuo.

BOCA: En el juego de naipes, la primera carta del mazo al darle vuelta.

BOCA ABIERTA: Persona extremadamente habladora o despistada.

BOCA SUCIA: Quien utiliza un léxico grosero y "subido de tono".

BOCATO DI CARDINALI: Exquisito. Algo muy apetecible y agradable.

BOCAMARO: En tiempos políticos difíciles para el país cuando estaba en plena actividad la guerrilla tupamara, se les llamaba así por los militantes de izquierda o no, a aquellos que hacian mucho barullo proclamaban consignas revolucionarias o afines a los grupos armados, pero en realidad sólo lo hacían por snobismo, moda o simplemente por hacerse notar.

BOCINA: Batidor.

BOCINAR: Delatar. Hablar más de la cuenta.

BOCÓN: Bocina.

BOCHA: Cabeza. / Asunto entre manos. / Sobrenombre muy popular entre los montevideanos. Algunos tan famosos como el "Bocha Pacheco", con que se llamaba al entonces Presidente de la República (por los años 60) Jorge Pacheco Areco. / Util con el cual se juega a las bochas.

BOCHAR: Arrojar la bocha con suficiente fuerza y puntería como para sacar a una o más de las del contrario, colocadas cerca del "chico" o "bochín". / Reprobar a un alumno en un examen.

BOCHADO: Reprobado en una prueba o examen.

BOCHINCHE: Escándalo desmedido. / Barullo.

BOCHÍN: Bocha de pequeño tamaño que es la esencia del juego. Se le llama también "chico".

BOCHITA: Bocha pequeña. / Niño.

BOCHO: Cabeza. Inteligencia.

BODEGA: Estómago.

BOLA: Rumor que se echa a correr.

BOLCHE: En la jerga política, militante del Partido Comunista.

BOLADA: Oportunidad que se brinda para intervenir en algo y demostrar que se tiene condiciones para ello.

BOLAS NEGRAS: Pobre tipo. / Infeliz.

BOLAS TRISTES: La misma significación que el término anterior.

BOLAZO: Exageración. / Mentira. / Disparate. / Versión disparatada de algo.

BOLEADO: Atontado. / Mareado. / Sin capacidad de respuesta.

BOLEADORAS: Testículos.

BOLEAR: Hacer que alguien equivoce el camino o se atonte en lo que está llevando a cabo. Confundir.

BOLERO: Suspensor. / Palangana.

BOLETA: Sentencia. / Cosa juzgada.

BOLETEAR: Liquidar a alguien. / "Hacerlo boleta".

BOLETERA. Implemento que llevan los guardas del transporte colectivo de pasajeros donde portan los boletos que expenden.

BOLETO: Pasaje. / Cuento. / Engaño. / Cosa que es sumamente fácil de realizar. / Mujer fácil de conquistar.

BOLICHE: Bar. Cafe. / Ultimamente se ha generalizado el término y se aplica inclusive para locales bailables de jerarquía u otros centros de espectáculos nocturnos.

BOLICHERO: Que atiende el boliche. / Suele decirse de alguien que se estima hace cosas de muy poco valor.

BOLITA: Cánicas. Con ellas los niños en las veredas o los patios de las casas pasaban largas horas en "canchitas" alisadas en la tierra a mano y con hoyos abiertos a puro pulgar.

BOLIVIANAS: Testículos.

BOLO: Changa. / Participación esporádica en algo. / Breve actuación por única vez.

BOLONQUI: Quilombo. Lío. Barullo. Altercado.

BOLUDO: Tipo desaprensivo, abandonado, lento.

BOLUDA: Mujer de físico atrayente, bien proporcionado y voluptuoso.

BOLSO: Hincha del Club Nacional de Fútbol. Se les llama también tricos, bolsilludos, y otros menos elegantes que sus clásicos adversarios peñarolenses hacen oír en los cánticos de las tribunas cuando ambos equipos se enfrentan.

BOLLO: Golpe de puño. / Se dice también de algo sumamente fácil.

BOMBA: Mujer muy actractiva.

BOMBEAR: Dejar de lado. / Hacer que un caballo de carrera pierda deliberadamente. / Mirar con sigilo. / Hacer el amor. / Se dice también que "lo tiró al bombo" a un equipo deportivo, un árbitro que a juicio de alguien falló equivocadamente favoreciendo al conjunto contrario.

BOMBERO: Árbitro parcializado.

BOMBILLA: Clásico adminículo para sorber la infusión de yerba mate. Por los años sesenta se habían puesto de moda unos pantalones para hombres, emulos de aquellos del malevaje orillero de principios de siglo, bien ajustados a la pierna terminados en bombilla y se llamaban justamente así: pantalones bombilla. Por esos años, el conjunto "petitero" de los muchachos en onda, eran esos pantalones, zapatos horma italiana de punta bien fina y saco con dos tajitos. Completamentado todo ello con una camisa Rosa Negra o Porex y corbata de Banlon.

BOMBÓN: Piropo. Se le dice así a las muchachas elogiando su belleza.

BONDI: Ómnibus.

BONIATO / BOÑATO. El término se deforma en el lenguaje, diciéndose también "Boneato", "Muñato" o "Moniato". Persona torpe, lenta.

BORRACHO: Ebrio.

BORRACHERA: Ebriedad.

BORREGO: Término despectivo u ordinario para decir niño.

BORREGADA: Grupo de niños.

BOSTA: Excremento animal. Insulto de muy bajo nivel. Cataloga a una persona como absolutamente baja y despreciable.

BOSTEAR: Ensuciar, desagradar.

BOSTERO: Sucio, poca cosa. Mal intencionado.

BOTA: Militar. Soldado de tropa.

BOTE: Automóvil de lujo.

BOTIJA: Niño (Es el término más tipicamente montevideano).

BOTIJADA: Grupo de niños.

BOTÍN: Zapato. / Producto de un robo o cualquier tarea sucia.

BOTINELLI: Botín.

BOTÓN: Alcahuete. Soplón. Policía.

BOTONEAR: Mandonear. Prepotear. Tratar imperativamente a otros.

BRAGUETA: Abertura delantera de los pantalones de hombre para permitir funciones propias de su sexo.

BRAGUETAZO: Conquista muy importante de mujer muy deseada.

BRASERO: Pequeño fogón portátil donde se ponen brasas encendidas ya sea para calentar el ambiente o para tareas domésticas. Esta es la estufa de los más pobres y marginados que convierten cualquier tanque de chapa en un brasero improvisado para calefaccionar en invierno sus modestosf ranchos y es así que año a año las emanaciones de monóxido de carbono provenientes del fuego, producen la muerte de mas de un montevideano de los suburbios.

BREVA: Higo maduro. Pene. Se dice también de una muchacha que "está a punto" en su madurez y belleza: "Esta piba es una breva..." justamente a que los primeros higos que maduran (las brevas) son los mas altos de la higuera y se bajan con una caña para no andar trepándose al árbol.

BRÍGIDO: Afeminado. / De poco confiar. Falso.

BRISCA: Juego de naipes, de origen español que suele aún ser muy popular en las tenidas bolicheras montevideanas.

BRISCO: Deformación popular de la variedad: "Prisco" de duraznos. Afeminado.

BRISCACHO: Brisco.

BRILLO: Alhaja. Anillo. En el lenguaje carcelario se le llama así al azúcar.

BROLIS: Libros.

BRONCA: Enojo. / Enfado severo.

BRONCAR: Protestar. Rezongar. Reprender seriamente.

BRUTA: Se dice de algo grande, excepcional: "Fulanito tiene bruta suerte..." / Popularmente se conoce como "La Bruta" a la murga "Araca la Cana", tradicional en los carnavales de la ciudad.

BRUTAL: Muy bueno. / Excelente.

BRUTALIDAD: Grosería. / Cosa mal hecha ex profeso. / Abuso.

BRUTO: Grosero. / Abusivo. / Suele decirse también por torpe o atropellado.

BRUYE: Quema. / "El caldo está que bruye... ¿lo saco del fuego?"

BUDÍN / BUDINACHO / BUDINAZO / BUDINCITO: Variantes de un mismo piropo para halagar la belleza de una mujer.

BUDINERA: Dícese para referirse al buen trasero de una mujer.

¡BUENA!: ¡Bravo! ¡Bien hecho!. Elogio de un acto acertadamente ejecutado.

BUENA: "Fulanita está buena". Término que define el estado de una mujer físicamente hablando.

BUENA BANANA: Ver: Banana.

¡BUENA CABALLO!: Ver: ¡Buena!

BUENA CARNE: Hermosa mujer. / Apetecible.

BUENA FICHA: Persona poco recomendable. / Peligrosa.

BUENA GENTE: Persona de confiar. / Honesta.

BUENA MANDARINA: Se dice de alguien no muy recomendable.

BUENA MERCA: Ver: Buena carne.

BUENA MIERDA: Individuo totalmente despreciable y extremadamente deshonesto.

BUENAS NOCHES: Cuando alguien dice de otro que es "un buenas noches" suele acompañarlo con un gesto cerrando simultáneamente los dos ojos una o dos veces. Se aplica por tonto, infeliz o demasiado crédulo.

BUENAS NOCHES CUARTO OSCURO: Ver: Buenas noches.

BUENA PIEZA: Buena Ficha.

BUEN PROVECHO: La tradición indica que debe decirse de tal forma cuando se llega a un lugar y los demás están almorzando o cenando, y también cuando, una vez terminada nuestra comida, nos levantamos de la mesa dejando en ella a otros comensales. / El término se utiliza también entre amigos para despedir a otro que se va de un baile o de cualquier sitio acompañado de una conquista femenina.

BUENA TANJERINA: Ver: Buena mandarina.

BUEN TIPO/A: Persona aceptable. / Confiable.

BUENAZA: Más que buena, buenísima./ Forma de resaltar la belleza de una mujer: "Esta buenaza..."

BUENO: Si. / De acuerdo.

¡BUENO!: Dicho en forma imperativa es una orden para que alguien se detenga en lo que está haciendo.

BUFA / BUFALO / BUFANDA: Bufarrón.

BUFAR: Protestar. / Rezongar. / Enojarse.

BUFARRÓN: Pederasta activo.

BUFOSO: Arma de fuego.

BULÍN / BULO: Aunque el uso lo ha generalizado como el lugar donde se habita, originalmente el bulín o el bulo era la pieza o el apartamento de un soltero (o de varios que lo compartían) que se reservaba para llevar allí las conquistas amorosas. "Tener un bulín" era el sueño de todos los muchachos cuando llegaban a la edad precisa, y hasta daba cierto "status" poderlo lograr.

BULTO: Genitales del hombre. "Hacer bulto". Agrandar la cosa. En tiempos de campañas electorales, los muchachos de barrio se prestaban para "hacer bulto" en mitines partidarios y en clubes de la zona sin importarles mucho el color político a cambio de algunos tragos y algún asadito gratis, por supuesto, pagado por le caudillo social.

BULLA: Escándalo. Alboroto.

BULLERO: Escandaloso. Alborotador.

BURACO: Hueco. Agujero. / Perjuicio recibido a raiz de una estafa o mal negocio. Pérdida material. / Herida profunda generalmente de bala.

BURRADA: Acción equivocada. Mal hecha. Tontería perfectamente evitable.

BURRERO: Aficionado al turf.

BURRO: Caballo de carrera. / Inepto. Analfabeto. Inútil.

BUSCA: Individuo que está siempre a la expectativa de encontrar algo que no lo pueda beneficiar y de lo que saque una buena tajada. Vendedores ambulantes callejeros. / Aplicado a la mujer, solía referirse a aquellas que trotan las calles buscando un candidato.

BUSECA: Guisado con base de mondongo, sobre cuya receta cada montevideano tiene su propia opinión. De todas las formas en un plato tradicional en invierno y una buena excusa para alegres reuniones en boliches, clubes o cualquier otro sitio.

BUZARDA: Panza. / Estómago prominente.

BUZÓN: Boca de tamaño respetable.

(Continúa en Boletín Nº 2)